Clijsters estará en Roland Garros


Si hace unas horas os he tenido que dar la mala noticia de que Fernando González no podrá jugar el Roland Garros de 2011, ahora os tengo que dar una buena noticia que tiene que ver con el tenis femenino. La belga Kim Clijsters podrá participar en uno de sus Grand Slam favoritos, el que estuvo a punto de ganar en 2001 y en 2003 de no ser porque Jennifer Capriati y Justine Henin se cruzaron en su camino en la final.

Al parecer, la número dos del mundo está recuperada de la lesión de tobillo que sufrió en la boda de su primo. La rehabilitación ha surgido efecto y desde el pasado 4 de mayo se entrena para disputar en plenitud de facultades el segundo Grand Slam del año. Su vuelta a Francia será muy especial, sobre todo porque desde 2006 que no disputa el torneo más importante que se juega sobre tierra batida.

Fernando González no jugará el Roland Garros


Fernando González será una de las bajas destacadas de la presente edición del Roland Garros. El Grand Slam de la tierra batida se quedará sin uno de los mejores jugadores en esa superficie. El chileno ha reconocido que la lesión de rodilla que arrastra desde hace años le ha hecho tomar una decisión que para él no es fácil. Así lo ha comunicado a través de Twitter:

Lamentablemente hoy me borré de Roland Garros, una lástima pero (estoy) haciendo todo lo posible por volver a sentirme bien.

SEGUIR LEYENDO «Fernando González no jugará el Roland Garros»

La historia de Roland Garros


Roland Garros es uno de los cuatro torneos pertenecientes al Grand Slam y se juega en París en el mes de mayo sobre tierra batida. Comenzó siendo un torneo nacional en 1891, y no fue hasta 1925 que se abrió la inscripción a jugadores internacionales que jugaban sobre el césped del Racing Club de France y el Stade Français. En 1928, y gracias a albergar la Copa Davis, se construyó un nuevo estadio que llevaría por nombre Stade Roland Garros, en honor a un héroe francés de la Primera Guerra Mundial. En 1968 se convirtió en el primer torneo de Grand Slam en ser abierto, es decir, que permitía la participación a jugadores tanto profesionales como amateurs. El vencedor del torneo se lleva 2.000 puntos y un premio en metálico que ronda el millón de euros.

SEGUIR LEYENDO «La historia de Roland Garros»