Soderling se retira tras cuatro años de baja

Soderling
Robin Soderling ha tirado la toalla. Llevaba desde finales de 2011 tratando de recuperarse físicamente para volver a las pistas, pero por desgracia no se ve capacitado y ha decidido abandonar el mundo del tenis profesional definitivamente tras una larga batalla que empezó con una mononucleosis.

Tiene 31 años y no ha querido forzar la maquinaria más de la cuenta. Demasiado lo ha intentado ya durante los últimos cuatro años, así que finalmente ha tomado una dura decisión que ha anunciado a través de un comunicado oficial.

El tenis es un deporte que exige entrenar al máximo para mantenerse entre los mejores del mundo. Debo escuchar los avisos de mi cuerpo.

Rozó la gloria en Roland Garros

El bueno de Soderling llegó a jugar la final de Roland Garros en 2009 y en 2010, pero en ninguna de las dos fue capaz de llevarse el título. En 2009 le tumbó Roger Federer, mientras que en 2010 su verdugo fue Rafa Nadal, a quien logró derrotar un año antes en los octavos de final. Fue una victoria muy celebrada, ya que se convirtió en el primer tenista capaz de ganar al balear en su Grand Slam favorito, algo que solo ha podido repetir Novak Djokovic (en los cuartos de final de la edición 2015).

Su mayor logro fue el Masters 1.000 de París conquistado en 2010. Llegó a ser número 4 del mundo en noviembre de ese año, por lo que devolvió la ilusión a los suecos, que se habían acostumbrado a celebrar grandes triunfos de sus tenistas en los 80 y en los 90. Hoy, sin embargo, el mejor jugador sueco es Elias Ymer (136 en el ranking ATP), mientras que el segundo es Christian Lindell (213 en el ranking ATP).

Soderling seguirá vinculado al mundo del tenis. Actualmente es el director del torneo de Estocolmo y posee una empresa que fabrica pelotas y cordajes.

Te dejo con un vídeo que resume lo que fue el intenso partido que le ganó a Nadal en los octavos de final de Roland Garros en 2009. Es, seguramente, uno de los mejores recuerdos que le quedará de lo que fue su carrera deportiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *