Simon se opone a la igualdad en la cuantía de los premios entre el tenis masculino y el femenino


A Gilles Simon no le ha sentado muy bien eso de ser nombrado como uno de los nuevos representantes de los jugadores de la ATP. El francés ha reavivado una vieja polémica comentando que se opone a la igualdad en la cuantía de los premios entre el tenis masculino y el femenino. ¿Por qué? Pues porque en su opinión el tenis masculino vende mucho más que el femenino. Razón no le falta en cuanto a audiencia televisiva y venta de entradas. Pero… ¿es justo pronunciarse en contra de la paridad?

Marion Bartoli no ha tardado en pronunciarse contra su compatriota. Ha comentado que el esfuerzo, la lucha y la inversión es la misma. Anabel Medina tampoco se ha callado y ha lanzado un dardo envenenado al francés afirmando que seguramente no opinaría lo mismo si la tenista fuera su madre, su mujer o su hermana.

La pregunta es… ¿deben ganar más las mujeres o menos los hombres? Una paridad en la cuantía de los premios podría implicar una de las dos cosas. No queda claro si el problema es que las mujeres cobran poco. De hecho, en comparación con otros deportes como el fútbol o el baloncesto, se puede decir que su trabajo está muy bien remunerado.


La falta de público en los torneos de tenis femenino es preocupante en los últimos años. No se invierte dinero en anunciarlo a bombo y platillo y falta una líder carismática para que la gente vuelva a engancharse (veremos si con la vuelta de Maria Sharapova a lo más alto la cosa cambia). Sin ir más lejos, en la final de Roma de este año la afluencia de público dejó mucho que desear. Simon ha dicho en sus declaraciones que había 20 espectadores. Se ha pasado, pero la verdad es que la venta de entradas fue bastante mal. En todo el mundo sucede lo mismo excepto en Australia y Estados Unidos, donde el tenis femenino parece que todavía tiene tirada.

Tienen razón los que dicen que hay diferencias entre el tenis masculino y el femenino, pero eso no significa que uno sea más bonito que el otro. Son tenis algo distintos que pueden enamorar al público por muchas razones. A mí me encanta disfrutar del tenis de jugadoras como Sharapova o Azarenka, agresivas y con un talento innato que ya les gustaría tener muchos jugadores del circuito ATP que figuran entre los 100 mejores del mundo.

¿No hay que darle una nueva oportunidad al tenis femenino para que se recupere? ¡Estoy seguro de que muy pronto la audiencia se volverá a disparar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *