Nadal suda más de lo esperado para derrotar a Simon en Roma

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Rafa Nadal en Roma
No tuvo un debut fácil Rafa Nadal en el Masters 1000 de Roma. Llegaba después de vencer el Masters 1000 de Madrid por la lesión de Kei Nishikori y se topó con un combativo Gilles Simon que le dio mucha guerra durante los dos primeros sets.

El número uno del mundo empleó tres horas y 18 minutos para ganar al francés en la Pista Central del Foro Itálico. Lo hizo por un marcador global de 7-6 (1), 6-7 (4) y 6-2 que habla de las dificultades que tuvo que afrontar.

Máxima igualdad hasta el ecuador del tercer set

El número 30 del mundo quería dar la sorpresa y a punto estuvo de lograrlo. Le jugó de tú a tú, sin complejos y con muchas ganas de correr de un lado al otro para devolver pelotas imposibles. Si a eso le sumamos el fuerte viento que sopló ayer en la capital de Italia, podemos entender que Nadal no lo pasó nada bien. Eso sí, el viento bufaba igual para los dos.

Rafa Nadal contra Gilles Simon
El manacorí se llevó la primera manga en el tie-break, pero no pudo hacer lo mismo en la segunda, donde también se llegó a la muerte súbita. Por suerte todo cambió en el último set, cuando Nadal se colocó 3-2 arriba rompiendo el servicio de Simon y puso la directa para cerrar el partido cuanto antes.

Ahora toca Youzhny

Su próximo rival será un hueso duro de roer. Le espera el ruso Mikhail Youzhny, que ayer se deshizo con facilidad del kazajo Andrey Golubev, que no pudo terminar el partido cuando el marcador reflejaba un 7-5 y 4-1.

El moscovita es un rival incómodo en este tipo de superficie. Además, a sus 31 años es todo un veterano que ya sabe lo que es ganar a Nadal en cuatro ocasiones, aunque el head-to-head es claramente favorito al español, que le ha derrotado en diez enfrentamientos. El último se produjo el año pasado en el Masters 1000 de Madrid, y se saldó con la victoria del número uno del mundo por un contundente 6-2 y 6-3. Veremos si se repite la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *