Nadal le endosa 17 juegos seguidos a Mónaco


Rafa Nadal está imparable este año en Roland Garros. Ayer demostró que ha llegado en un momento de forma excepcional cosechando otra nueva victoria holgada. Esta vez le tocó sufrir a su amigo Juan Mónaco, quien tan solo le pudo ganar 2 juegos y acabó perdiendo 17 de forma consecutiva.

En un visto y no visto firmó su victoria más abultada en el Grand Slam francés por un marcador global de 6-2, 6-0 y 6-0. Una hora y cuarenta y siete minutos de juego le bastaron para enamorar por enésima vez a los aficionados que se dieron cita en la pista Suzanne Lenglen. Eso sí, no empezó muy bien porque perdía por 2-1 y todo hacía presagiar que sería un partido muy duro para él.

A partir de ese momento Nadal se puso las pilas. Abrió ángulos imposibles, llegó a todas las pelotas y nunca se relajó. Todo lo contrario, le puso más y más intensidad para acabar con el partido cuanto antes. Desde luego que no se puede decir que ha llegado a los cuartos de final cansado.

Ahora se medirá a Nicolás Almagro, quien se impuso a Janko Tipsarevic en tres mangas y no se lo pondrá ni mucho menos tan fácil. Lo peor para el murciano es que en las siete ocasiones en las que se han enfrentado siempre ha perdido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *