Nadal gana Roland Garros por novena vez

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Nadal Djokovic final Roland Garros 2014 24
Rafa Nadal no se cansa. Lo suyo es para quitarse el sombrero una y otra vez. Este pasado fin de semana conquistó el noveno Roland Garros de su carrera deportiva, su título número 14 en lo que a Grand Slams se refiere. Eso, como es lógico, nos hace pensar que puede superar al que más veces ha levantado un título de tal calibre. Me refiero a Roger Federer, que continúa liderando la clasificación con 17.

El suizo, el mítico Björn Borg y el actual número uno del mundo son los únicos que han sido capaces de ganar un Grand Slam cinco veces consecutivas. Federer lo hizo en el US Open (2004, 2005, 2006, 2007, 2008) y Borg en Wimbledon (1976, 1977, 1978, 1979 y 1980). Ahora Rafa es el que puede ampliar ese récord en Roland Garros, donde si no fuera por el resbalón ante Robin Soderling en 2009 tendría 10 títulos de 10 participaciones.

Nole se topó con la mejor versión de Nadal

Nadal Djokovic final Roland Garros 2014 7
La final se decidió tras tres intensas horas y media. El público que se acercó hasta la Philippe Chatrier pudo ver un partido entre dos grandes tenistas que terminó con el resultado de 3-6, 7-5, 6-2 y 6-4. Novak Djokovic empezó muy fuerte y parecía que por fin podría ganar su primer Roland Garros para completar el círculo mágico, pero poco a poco fue perdiendo gas y sucumbió ante el mejor jugador de tierra batida de la historia.

Nadal se hacía grande con el paso de los juegos y se volvía imparable. Llegaba a todo y ponía en aprietos a Nole, que poco a poco fue perdiendo la fe en un partido para el que se había preparado a conciencia. En cuanto Nadal ganó el segundo set le entraron las dudas y empezó a ver fantasmas. Le había ganado en el Masters 1000 de Roma semanas antes, pero en París todo es distinto.

Nadal Djokovic final Roland Garros 2014 18
Rafa levantó la Copa de los Mosqueteros para ofrecérsela a los 14.000 aficionados que abarrotaron la Pista Central. Estaba emocionado, como también lo estaba un Djokovic que lo dio todo y no fue capaz de encontrar el camino. Tal vez el año que viene, pero seguro que tendrá que verse las caras con su bestia negra terrícola, que peleará por la Décima, como su equipo de fútbol favorito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *