Nadal dice adiós al US Open tras un partido épico ante Pouille

Pouille Nadal
Los franceses que se ceban con Rafa Nadal estarán contentos. Ayer cayó en la cuarta ronda del US Open a manos de Lucas Pouille, un joven francés de 22 años que ya es número 25 del ranking mundial, y que escalará algunas posiciones más cuando termine el último Grand Slam del año.

El de Grande-Synthe aguantó todo lo que un tenista puede aguantar sobre una pista. Rafa también lo hizo, pero a él ya le conocemos y por eso no nos sorprende. Se llevó el partido tras cinco sets y algo más de cuatro horas de juego. El marcador global fue de 6-1, 2-6, 6-4, 3-6 y 7-6(6).

Partidazo para el recuerdo

Fue uno de esos partidos que hacen que te enamores del tenis. Los dos primeros sets no tuvieron emoción, pero los dos siguientes sí. Y el quinto, cómo no, se resolvió en la muerte súbita, donde ambos sacaron fuerzas de donde no había para acabar de una forma muy digna.

Lucas Pouille
Pouille fue agresivo desde el principio y eso le funcionó. Llegó a pasar por algún bache de confianza y falló más de lo que le hubiera gustado, pero jugar a la ofensiva y sin verlas venir le valió para poner al número 4 del mundo en aprietos.

Nadal se puso por delante en el set del desempate. Iba 2-4 y todo parecía indicar que se llevaría el partido. Sin embargo, Pouille no se rindió y se puso 5-4. Al final todo se resolvió en el tie-break, donde el galo mandaba por 6-3 y desperdició tres pelotas de partido. Todo hasta que al final pudo alzar el puño exhausto, sabedor de que acababa de logar la victoria más importante de su carrera profesional. Su derechazo final reflejó ese atrevimiento que a veces hace falta para ganar partidos como el de anoche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *