Nadal arrolla a Ferrer en la final de Acapulco


Rafa Nadal vuelve a ser aquel jugador que es capaz de alcanzar el número uno del ranking mundial, o por lo menos jugando sobre tierra batida. Su vuelta a las pistas no ha podido ser mejor, ya que fue finalista en Viña del Mar, fue campeón en Sao Paulo y ahora ha vuelto a triunfar en Acapulco.

En semifinales ya logró derrotar a Nicolás Almagro cuajando un gran partido, pero teníamos muchas dudas de cara a la final. Delante estaba un pletórico David Ferrer que había ganado las tres últimas ediciones del torneo de Acapulco, así que era difícil pronosticar una victoria tan contundente como la que logró.

Dominio incontestable

El resultado final fue de 6-0 y 6-2 en una hora y cinco minutos de juego. Lo más increíble fue que Ferrer solo pudo ganar 13 puntos, muy pocos para quien ahora mismo ocupa la cuarta posición en el ranking de la ATP. 57 golpes ganadores y 7 errores no forzados reflejan el gran partido que jugó.

Nadal se encontró más cómodo que nunca y desplegó su mejor tenis sin pensar en su maltrecha rodilla. Se movió como pez en el agua y jugó con mucha agresividad, síntoma de que tenía muchas ganas de volver a jugar torneos como el de la semana pasada.

El rey de la tierra batida probará suerte en Indian Wells

El de Manacor acumula 52 títulos, 38 sobre tierra batida. Está a dos títulos de Thomas Muster y a ocho de Guillermo Vilas. La temporada que viene podría convertirse en el jugador con más títulos en tierra batida de la historia, algo a lo que podríamos apostar sin miedo a equivocarnos viendo su bagaje en tierra batida: 266 victorias y 20 derrotas.

Otra noticia muy positiva es que ha confirmado su presencia en Indian Wells. Días atrás dijo que renunciaría a ese Masters 1000 y al de Miami para no sobrecargar su rodilla y centrarse en la gira europea de tierra batida, pero se encuentra tan bien que está dispuesto a arriesgar. Pisará una pista de cemento un año después y se medirá a los mejores del mundo.

2 comentarios

  1. Me alegra que Rafa haya ganado este partido, que Ferrer es un rival de una gran calidad. Creo que ya estará totalmente preparado para cuando llegue a Montecarlo y empieza lo grande en tierra batida.

  2. Es que lo de Rafa Nadakl es exagerado. Yo pensaba que su vuelta a las pistas estaría muy mermado, incluso que podría recaer y, siendo más pesimistas, hasta mirar la retirada. Pero lo de Nadal es mucho. Este chico tiene verdaderamente madera de campeón, está hecho de la pasta de los ganadores, es un número 1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *