Mutua Madrid Open 2012: un fracaso histórico

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El Mutua Madrid Open 2012 es un torneo que ha pasado a la historia. Lo malo es que no lo ha hecho por ser un torneo ejemplar, sino por ser una chapuza en toda regla de la que se han quejado prácticamente todos. Me refiero a los jugadores, a la prensa y a los patrocinadores.

El invento de la tierra batida de color azul les ha salido muy caro. Mutua Madrid se lo pensará dos veces antes de continuar ligado como sponsor oficial del torneo el año que viene. El rumano Ion Tiriac y Manolo Santana se iban a comer el mundo, iban a revolucionar el mundo del tenis con una pista nunca vista. Sin embargo, lo único que han conseguido es enfadar a todo el mundo.

Rafa Nadal ya anunció tras su eliminación que no volverá a disputar el Masters 1000 de Madrid si no cambian la pista. Antes de escuchar sus críticas más contundentes también escuchamos las de otros jugadores con menos peso dentro del ranking ATP. Luego, tanto Novak Djokovic como Juan Martín del Potro se despacharon a gusto y se unieron a Nadal. Roger Federer, el gran triunfador del caótico torneo, no quiso mojarse y quedó muy bien, aunque dejó claro que entendía perfectamente a su compañero y amigo de Manacor.


Los periodistas también se han visto afectados. La sala de prensa se quedó sin conexión a Internet el pasado martes durante 10 horas, lo cual hizo que el sistema de livescore de la ATP y la WTA dejara desinformado a todo el mundo, especialmente en el caso de los partidos sin cobertura televisiva.

Por último, los voluntarios y los fotógrafos también han tenido su parte. Los primeros no recibieron permiso para acceder a la pista en los partidos más decisivos, mientras que a los segundos se les limitó la entrada: un máximo de 30. ¿Por qué? Pues por petición expresa del señor Tiriac y porque La Caja Mágica es un recinto creado para que los VIPS puedan ver el partido a gusto y sin pagar ni un solo euro. Cristiano Ronaldo, Iker Casillas o Sergio Ramos se han dejado ver por el torneo con sus respectivas novias. ¿Han pagado para ver el mejor tenis del mundo? Por supuesto que no.

Lo que hicieron los periodistas y los voluntarios fue declararse en huelga. Otro duro golpe para la organización.


Después de tanta polémica, el “pobre” Manolo Santana no ha tenido más remedio que dar la cara y pedir perdón:

Soy Manolo Santana, de España, para lo bueno y para lo malo. Estoy decepcionado.

Veremos qué se inventan el año que viene… Puede que diseñen un nuevo sistema láser para la red que separa las dos pitas. Quién sabe.

2 comentarios

  1. El torneo ha sido un desastre. En Madrid, con la Caja Mágica VIP y con tanto politiqueo que hay, nunca se podrá celebrar un evento deportivo en condiciones. Luego nos extrañamos de que no nos concedan unos Juegos Olímpicos… Vivimos en el país de la holgazanería, la incompetencia y la corrupción. Este torneo no ha sido más que un reflejo de ello. Pero nada, nosotros debemos estar contentos y orgullosos, ¿no? Así nos va…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *