La vergonzosa y elitista Caja Mágica del Masters 1000 de Madrid

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

caja magica madrid
¿Cómo se van a disputar unos Juegos Olímpicos en Madrid con recintos deportivos como la Caja Mágica? Es inadmisible, y lo estamos comprobando ahora mismo en una nueva edición del Masters 1000 de Madrid, aunque ya lo pudimos comprobar en anteriores ediciones y en otros eventos que se han celebrado allí, como un partido amistoso de baloncesto entre España y Estados Unidos, con más VIPs que aficionados de los de toda la vida.

Dime a qué te dedicas y te diré dónde te sientas

Es una pista enfocada a los empresarios y políticos de turno que se dejan caer por allí. Un lugar de reunión para amiguetes a los que probablemente ni les gusta el tenis. Pero claro, cualquiera dice que no a una invitación y a la posibilidad de salir en la tele y en las revistas por el simple hecho de estar allí.

Es un reflejo de lo que se vive en la sociedad española. Los ricos a un lado y los pobres a otro. La distinción entre clases se hace patente en la división marcada por las localidades. Abajo, a escasos metros de la tierra batida, están los palcos VIP. Arriba, donde los jugadores se ven más pequeños y la pelota no se aprecia tan bien, están los asientos para la plebe. O eres de uno o eres de otro. O eres de los que acude al torneo por la patilla o pagas lo que te piden en taquilla para verlo desde lo más alto. No se puede elegir.

Caja Magica Madrid Magia

Palcos VIP para todos, ya claro…

Y ahora alguno dirá… “¡No tienes ni idea! Si en la página web puedes comprar las llamadas entradas Club VIP para ver el partido desde un palco”. A lo que yo respondo que sí, pero pagando 605 euros por cada entrada en un día como hoy y 871,20 euros el día de la final. Evidentemente, nadie va a pagar semejante dineral para ver un partido de tenis, así que son palcos reservados para personas que no necesitan pelearse por una entrada porque van con invitación, como iría el Rey o como iría el Príncipe por la gracia de Dios.

Los innovadores

Es curioso que en 2012 quisieran innovar con lo de la tierra batida azul, que al final fue un fracaso y recibió duras críticas por parte de tenistas como Rafa Nadal, que ahora resulta que es Hijo Adoptivo de Madrid por decir varias veces que es aficionado del Real Madrid.

Esa etiqueta de innovación no casaba con la mentalidad elitista y rancia de los organizadores, quienes decidieron que la Caja Mágica tendría dos áreas diferenciadas, una para el caviar y otra para las lentejas. Ahora mismo el reparto está más o menos en un 50-50 si nos fiajamos en el espacio que ocupan, pero en 2020 es probable que todo sean palcos VIP. Tiempo al tiempo.

Así pues, y sintiéndolo mucho, hasta que no cambien las cosas me alegraré de que no se celebren unos Juegos Olímpicos en Madrid. Ya está bien de vivir en un país donde unos tienen barra libre para todo y otros están obligados a tragarse todo lo que les echen desde arriba. Y lo digo con toda la libertad del mundo, la misma que no encontramos en otros medios que probablemente viven con el miedo a represalias.

Madrid,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *