La Arthur Ashe seguirá sin techo


La Arthur Ashe, la pista de tenis más grande del mundo, seguirá sin techo este año durante la celebración de US Open, el cuarto y último Grand Slam del año. La USTA (Federación de Tenis de Estados Unidos) se va a gastar más de 500 millones de dólares en las nuevas instalaciones que se van a levantar en el Centro de Billie Jean King National Tennis Centre, pero ni un solo dólar se va a invertir en poner techo a la pista central del torneo de tenis más importante de Norteamérica.

La pista que sí tendrá techo será la nueva pista Louis Armstrong que van a construir. En la Arthur Ashe se ha determinado que es imposible colocar un techo porque pesaría demasiado para los cimientos de la pista. La Rod Laver Arena y la pista central de Wimbledon ya han solucionado el problema de la lluvia con techos retráctiles, mientras que en Roland Garros la Philippe Chatrier no vivirá partidos suspendidos como el de la última edición a partir de 2017.

La Arthur Ashe se construyó sobre una superficie bastante inestable, motivo por el cual no se va a poder llevar a cabo. Así las cosas, los partidos con lluvia tendrán que jugarse en la nueva pista Louis Armstrong, con capacidad para 15.000 espectadores. Pero claro… ¿qué pasa si se venden las 23.500 entradas de la Arthur Ashe y luego resulta que el partido se tiene que jugar en la pista techada? Veremos cómo solucionan ese más que probable problema.

US Open,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *