Hingis podría ingresar en el Salón de la Fama del tenis


Martina Hingis está a un paso de ingresar en el Salón de la Fama del tenis. La tenista eslovaca nacida en Kosice podría llevarse una alegría mayúscula el próximo 13 de julio de 2013, día en el que se conocerá quién es el próximo miembro que se une al club de las leyendas.

Los otros dos candidatos son Michael Stich (ex número 2 del mundo que ganó Wimbledon, una Copa Masters y el Oro Olímpico en Barcelona junto a Boris Becker) y Helena Sukova (pareja de Hingis cuando lograron ganar Wimbledon en 1996, capaz de conquistar 9 Grand Slams, una Copa Masters y 4 títulos de Copa Federación como especialista de dobles).

Stich y Sukova también han hecho lo suyo para merecer su ingreso en el Salón de la Fama del tenis. Sin embargo, la carrera de Hingis ha sido más espectacular, sobre todo porque se colocó como número uno del ranking de la WTA con solo 16 años.

Genial tanto en dobles como en individual

Ganaba torneos con una facilidad pasmosa. El Abierto de Australia en tres ocasiones, Roland Garros y Wimbledon en dos y el US Open en una fueron sus títulos más destacados en el apartado de dobles. En el individual se hizo con el Abierto de Australia en tres ocasiones, Roland Garros en dos y Wimbledon y el US Open en una. Lo más increíble de todo es que ganó todos los Grand Slams individuales en el año 1997, algo que le sirvió para subir hasta el puesto número uno del ranking tanto en individual como en dobles. Muy pocos jugadores pueden decir que han estado en lo más alto de ambos rankings a la vez. Ella lo logró durante 27 semanas (no consecutivas). Martina Navratilova, Arancha Sánchez Vicario, Lindsay Davenport y Kim Clijsters también lo lograron, pero no durante tantas semanas.

Demasiados problemas

Lástima que la carrera de Hingis se enturbió demasiado pronto. Con 22 años anunció su retirada por culpa de las lesiones que sufría de forma crónica en los ligamentos de los pies. Volvió en 2006 después de varias operaciones y la verdad es que no le fue nada mal. Ganó tres torneos individuales de la WTA y alcanzó el puesto número 6, pero un positivo en test por cocaína el 1 de noviembre de 2007 le apartó de las pistas definitivamente. Tuvo que irse por la puerta de atrás, pero ahora quieren volver a recordarla por su tenis, ese que hizo babear a medio mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *