Federer tumba a Tsonga en cinco sets y se medirá a Murray en semifinales


Roger Federer no se ha despistado en su partido de cuartos de final ante Jo-Wilfried Tsonga y jugará las semifinales del Open Australia ante Andy Murray. El tenista suizo ha tenido que pelear mucho para llevarse el partido, pero finalmente ha doblegado al de Le Mans por un marcador global de 7-6 (7/4), 4-6, 7-6 (7/4), 3-6 y 6-3.

Los aficionados que han abarrotado la Rod Laver Arena han disfrutado con uno de los mejores partidos del torneo. Federer ha tenido que exhibir su mejor tenis para batir a un rival que suele dar mucha guerra en Australia. No hay que olvidar que Tsonga ya sabe lo que es ser finalista en el primer Grand Slam del año, algo que logró en 2008 cuando tuvo que verse las caras con un Novak Djokovic que empezaba a escribir su brillante historia. Perdió la final en cuatro sets.

La veteranía es un grado

Federer ha ganado dos de sus sets recurriendo al tie-break. No se ha puesto nervioso y ha sabido jugársela cuando se la tenía que jugar. Además, el servicio le ha funcionado en los momentos más delicados, algo que suele ser habitual en él y en todos los genios de este deporte.

Tsonga le ha puesto muchas ganas y no se ha venido abajo físicamente porque es un portento, pero no ha sabido mantener la cabeza fría en los momentos decisivos. Se ha quedado a las puertas de las semifinales de uno de sus torneos favoritos.

Murray vapuleó a Chardy, el tapado de la presente edición


A Federer ya le estaba esperando Murray, que derrotó a Jeremy Chardy en otro de los apasionantes duelos de cuartos de final. Éste fue menos apasionante que el resto, ya que se decidió en una abrir y cerrar de ojos como muchos esperaban. El escocés barrió de la pista a la revelación del torneo al derrotarle por un contundente 6-4, 6-1 y 6-2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *