Escañuela dimite como presidente de la RFET

Escañuela
No podía hacer otra cosa. Al igual que Gala León, el presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET), José Luis Escañuela, estaba en un callejón sin salida. Casi todos los jugadores estaban en su contra y también los excapitanes españoles de la Copa Davis. Por eso ha hecho lo que tenía que hacer: dimitir.

Demasiadas voces en contra

Ayer fue suspendido por el TAD y esa fue la gota que colmó el vaso. Escañuela, que había llegado al cargo en 2009 en sustitución de Pedro Muñoz, se hizo cargo del organismo regulador del tenis nacional en calidad de abogado, porque ésa es su profesión. Cataluña, Valencia y Madrid estaban de su lado, pero eso ha cambiado radicalmente seis años después.

Sus primeras apuestas por Jordi Arrese y Albert Costa fueron apuestas sensatas que no suscitaron polémica. Todo lo contrario. Más tarde llegó Álex Corretja, que también tenía todo el apoyo del mundo, y a continuación fue el turno de Carlos Moyá, que también estuvo arropado por los jugadores en todo momento. No ha pasado lo mismo tras la elección de Gala León, de quien opinan que no está capacitada, además de lamentar que a nadie se le preguntara por ello como se había hecho en las anteriores designaciones.

Escanuela y Gala Leon

Tras la eliminatoria en Rusia arrancará un nuevo ciclo

La felicidad se ha terminado y soplan vientos de cambio. Veremos quién ocupa su cargo y quién se convierte en capitán del equipo de Copa Davis a partir del 19 de julio, que es cuando termina la eliminatoria ante Rusia y la etapa de Escañuela al frente de la RFET.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *