Djokovic salva cuatro bolas de partido ante Tsonga para seguir vivo en Roland Garros


Novak Djokovic se ha convertido en un jugador que sabe sufrir. Lo está demostrando en Roland Garros, donde ha estado contra las cuerdas en dos partidos que finalmente se ha llevado. El penúltimo ante Andreas Seppi fue durísimo, tuvo que remontar dos sets en contra para acabar ganando. Ayer ante Jo-Wilfried Tsonga tres cuartos de lo mismo. Levantó cuatro bolas de partido para colarse en una de las semifinales, en la que por cierto se medirá a Roger Federer.


Tras cuatro horas y diez minutos de juego en la Philippe Chatrier, el serbio resolvió el encuentro por un marcador global de 6-1, 5-7, 5-7, 7-6(6) y 6-1. Empezó muy fuerte, si diluyó poco a poco y finalmente salvó cuatro bolas de partido para acabar arrasando en el quinto y definitivo set. Se confirma que a los balcánicos les encanta competir bajo presión.

Ahora veremos cómo le funcionan las piernas para medirse a Federer, que también viene de jugar cinco sets y no está jugando su mejor Roland Garros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *