Djokovic se mete en un lío hablando de lo que ganan las mujeres en el tenis

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Novak Djokovic
Novak Djokovic, el número uno del tenis mundial, se ha metido en un lío hablando de un tema tan delicado como el de los premios económicos para hombres y mujeres en el mundo del tenis.

El serbio quiso dar su opinión sobre unas desafortunadas declaraciones de Raymond Moore, director ejecutivo del torneo de Indian Wells, que ni corto ni perezoso dijo lo siguiente sobre la WTA:

En mi próxima vida, cuando regrese, quiero ser parte de la WTA porque se aprovechan del éxito de los hombres. No toman ninguna decisión y son afortunados. Muy afortunados. Si yo fuera una mujer tenista, me arrodillaría cada noche y daría gracias a Dios por el nacimiento de Roger Federer y Rafa Nadal. Ellos son quienes han llevado el peso de este deporte.

Serena y Azarenka no se callaron

Horas después no le quedó más remedio que pedir perdón. Tenistas del nivel de Serena Williams y Victoria Azarenka, finalistas del torneo que dirige, no tardaron en tildar sus comentarios de “equivocados” y “inciertos”. Azarenka fue un paso más allá y aprovechó para hablar sobre la desigualdad salarial entre hombres y mujeres en todo el mundo y en otro tipo de trabajos.

Las palabras de Nole

Djokovic, que habló después de derrotar al canadiense Milos Raonic en la final de Indian Wells, fue más precavido que Moore, pero aprovechó la oportunidad para pedir más dinero:

Lucharon por lo que se merecían y lo consiguieron. Por otro lado, el mundo de la ATP debería luchar por más (dinero) porque las estadísticas muestran que tenemos muchos más espectadores en los partidos de hombres. Mientras que haya datos, estadísticas e información disponible sobre quién genera más atención y atrae más espectadores, creo que (el dinero) debe ser distribuido justamente.

Veremos si su petición surge efecto y los jugadores del circuito ATP pasan a ganar más dinero en los próximos años. De momento, la polémica está servida y cada uno puede decir la suya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *