Djokovic barrió a Nadal para conquistar el Open de Australia

Djokovic-celebrando
Lo de Novak Djokovic es muy bestia. Sabíamos que volvería a lo más alto y lo ha logrado de la mejor forma posible, ganando con solvencia torneos que no son nada fácil. De hecho, tras conquistar el Open de Australia 2019, el serbio puede decir que ha ganado los tres últimos Grand Slam, lo que le vale para reinar en el ranking ATP con bastante diferencia respecto a Rafa Nadal, que también lo está bordando, pero que por ahora no puede con Nole.

Justo ganador

El manacorí sucumbió en tres sets en la final del Open de Australia. En dos horas y cuatro minutos cayó por un marcador global de 6-3, 6-2 y 6-3 que no deja lugar a dudas. Djokovic entró mucho mejor al partido y no perdió el ritmo necesario para doblegar al mejor tenista español de todos los tiempos.

Nadal jugó demasiado lejos de la línea, sin capacidad para dominar los puntos. Tuvo que conformarse con pelear puntos en los que corría de un lado al otro devolviéndolas como podía, ya que Djokovic se sentía muy cómodo y finalizaba los puntos golpeando con confianza, ajustando la pelota a las líneas.

Nadal-y-Djokovic-Open-de-Australia-2019

Jugando a este nivel no hay quien pueda con él

Cuando Nadal empezó a hilvanar sus mejores raquetazos, Djokovic ya tenía más de medio partido en el bolsillo. Fue demasiado tarde para reaccionar y tuvo que reconocer que había estado a un nivel espectacular. Con un Nole de este calibre, difícil será que alguien pueda arrebatarle el trono. Ni siquiera Alexander Zverev, el joven alemán que aspira a convertirse en el nuevo Roger Federer. En estos momentos es número tres del mundo y nadie duda de que llegará a lo más alto, aunque para eso tendrán que pasar todavía algunos años, ya que Djokovic se siente joven y tiene cuerda para rato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *