Dimitrov, campeón en Acapulco


Grigor Dimitrov debería tener una estantería bastante grande en su casa. Tal vez no tan grande como la de Rafa Nadal o Roger Federer, pero estoy convencido de que el tenista búlgaro va a ganar muchos torneos a lo largo de su carrera deportiva.

Este pasado fin de semana sumó el segundo en Acapulco. Demostró que en la tierra batida se mueve como pez en el agua y desplegó todo su potencial para derrotar a Kevin Anderson en la final.

Igualdad total

El espigado tenista sudafricano le puso contra las cuerdas, pero el número 22 del mundo supo mantener la cabeza fría en los puntos más importantes del partido. El marcador global fue de 7-6(1), 3-6, 7-6(5), algo que refleja la igualdad que se vivió durante todo el choque.

Dimitrov, que hasta ahora solo había triunfado en Estocolmo (2013), se puso el sombrero charro de campeón y se adjudicó 500 puntos para seguir subiendo en el ranking de la ATP, además de 316.400 dólares que nunca vienen mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *