David Ferrer se despidió a lo grande en Madrid

David-Ferrer-despedida
Noche muy especial la que se vivió en la capital de España. Se despedía David Ferrer, uno de los mejores tenistas nacionales por varias razones, no solo por los 28 títulos individuales conquistados, a los que hay que sumar tres Copa Davis.

El de Jávea es un guerrero, un ejemplo de lo que es luchar sobre la pista. No se ha cansado de hacer amigos en sus casi dos décadas como profesional.

Una carrera envidiable

En el año 2000 logró alcanzar el puesto número 491 del mundo y poco después se coló en el Top 50, ya que en 2002, con tan solo 20 años, conquistó su primer torneo ATP, el de Bucarest. Se consolidó en el año 2005 y puede decir que ha sido un Top 10 durante 7 años, algo que no pueden decir muchos tenistas. Su constancia le ha ayudado a llegar muy lejos.

Anoche, en el Mutua Madrid Open, cayó en segunda ronda ante el alemán Alexander Zverev por 4-6 y 1-6. Fue su despedida del tenis profesional y se le vio emocionado, con problemas para poner en juego el que fue su último punto. Zverev pidió la ovación del público y el alicantino se despidió a lo grande, acordándose de todas las personas que han hecho posible su sueño.

David-Ferrer-adios-al-tenis

Puede irse con la conciencia tranquila porque lo ha dado todo

Ahora le toca disfrutar de su familia y ver el tenis desde la distancia, aunque seguramente seguirá implicado de una forma u otra. Lo que está claro es que siempre será recordado como un jugador ejemplar que mereció ganar un Grand Slam. Preguntado por su epitafio tenístico, no ha podido ser más fiel a su persona: «Un jugador muy querido que luchó hasta la última pelota«.

Gracias por todo Ferru, te echaremos de menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *