Cuevas, el verdugo de Nadal, ganó el torneo más importante de su carrera

Pablo Cuevas Guga Kuerten y Guido Pella
A Rafa Nadal todavía le falta un poquito. Un poquito de confianza y un poquito de tenis para volver a ser ese jugador que lo ganaba absolutamente todo. El tenista balear volvió a quedarse a las puertas de una final, esta vez en Río de Janeiro. Fue derrotado por Pablo Cuevas, que a la postre se convirtió en el campeón del torneo.

Dos partidos muy duros

El uruguayo le derrotó en un durísimo partido que duró casi tres horas y media. El marcador final fue de 6-7, 7-6 y 6-4, un reflejo de lo ajustado que estuvo el encuentro de principio a fin.

Nadal reconoció que le hubiera venido bien algo de suerte, pero en general está contento con la gira sudamericana. Ganar en Río era su objetivo, pero Cuevas estuvo muy fino y le apeó de uno de esos torneos que antes ganaba con la gorra.

El charrúa disputó la final ante el argentino Guido Pella y la ganó sudando tinta china. El marcador fue de 6-4, 6-7 y 6-4 en un partido que acabó a medianoche porque fue interrumpido durante tres horas y media por culpa de la lluvia. Es su primer ATP 500 y lo logra a los 30 años, así que no es de extrañar que tras el choque se mostrara emocionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *