Consejos para ser un buen tenista

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Ser un buen tenista no es nada fácil. Convertirse en un Rafa Nadal no es algo que esté al alcance de muchas personas. Solo unos pocos elegidos pueden llegar al nivel de los mejores jugadores de tenis del mundo, así que hay que ser consciente de lo difícil que es brillar en un deporte que es cada vez más competitivo.

Para ser un buen tenista hay que tener en cuenta una serie de factores que no siempre acompañan. Si alguno de ellos falla lo más probable es que nunca llegues a convertirte en un jugador profesional.

Cualidades físicas

Es verdad que tenistas de poco más de 1,70 metros de altura han triunfado, como por ejemplo Arnaud Clement. Sin embargo, lo ideal para jugar a tenis, sobre todo si se trata del circuito masculino, es tener una altura de más de 1,80 metros.

A la hora de sacar quienes son más altos tienen ventaja. Lo han demostrado en los últimos años cañoneros como Ivo Karlovic (2,08 metros) o John Isner (2,06 metros), pero eso no significa que jugadores más bajos no puedan convertirse en los mejores sacadores del circuito, como es el caso de Nicolás Almagro, que mide 1,83 metros.

Ser muy alto para ser poderoso en el saque está muy bien, pero a la hora de moverse por la pista puede ser un problema. Hay que encontrar el equilibrio.

Habilidad

Evidentemente, para ser un gran jugador de tenis no solo hay que entrenar muchísimo, sino que hay que tener un don especial. Jugadores como Roger Federer o Novak Djokovic nacieron con una raqueta de tenis en la mano y sabían que era a lo que se querían dedicar. No lo es todo en el tenis moderno, pero ser hábil sigue siendo más importante que ser potente.

Constancia

Para levantar trofeos y ganar mucho dinero jugando a tenis hay que sufrir. Los entrenamientos se hacen largos y nunca hay que tirar la toalla. No siempre se gana y hay que levantarse después de una derrota. La constancia es la base del trabajo, lo que te ayuda a mejorar día a día. Lo es en el mundo del deporte y también en la vida misma.

Sacrificio

Va ligado con el tema de la constancia. En este caso quiero añadir el esfuerzo que muchos tenistas han tenido que hacer para renunciar a una vida normal. Con todo el tiempo ocupado en los estudios y en el tenis, quedan pocos huecos para relacionarse, así que hay que renunciar a muchas cosas para aspirar a ser una estrella de este deporte.

Lesiones

Como pasa en todos los deportes, las lesiones deben respetarte para llegar a ser un jugador importante. Si en los momentos más decisivos de tu carrera sufres lesiones graves, es probable que nunca llegues a alcanzar tus objetivos. Debes cuidarte, estirar bien y seguir los consejos de tu entrenador. Una buena alimentación es clave para alargar al máximo la carrera de un tenista.

Mentalidad

En el tenis es más importante que en cualquier otro deporte. No hay que desesperarse, hay que mantener la cabeza fría y nunca te puedes venir abajo. Cualquier partido puede cambiar radicalmente por un punto ganado o perdido. Jugadores como Rafa Nadal son un ejemplo de que la mentalidad también juega. Dejarse aconsejar por un psicólogo es muy recomendable.

Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *