Arantxa Sánchez Vicario dimite como capitana del equipo de la Fed Cup


Arantxa Sánchez Vicario ha dimitido como capitana del equipo español de la Fed Cup. La exnúmero uno mundial, que llegó al cargo el 29 de diciembre de 2011, ha decidido dejarlo casi un año después pese a que su contrato expiraba el próximo 31 de diciembre de 2013. Se ha despedido enviando una carta dirigida a José Luis Escañuela, presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET).

Muchos problemas

Su labor al frente del equipo no ha sido la que se esperaba. El descenso al Grupo Mundial II tras caer ante Rusia y Eslovaquia ha dolido mucho, aunque más ruido ha hecho la publicación de su polémica autobiografía y su enfrentamiento con Anabel Medina Garrigues. Si ha eso le sumamos que tampoco ha tenido una buena relación con Escañuela, no es de extrañar que haya tomado la decisión que ha tomado.

Se une a las quejas de las jugadoras

La noticia es un palo para Escañuela porque faltan 9 días para que se celebren las elecciones a la presidencia de la RFET. Las opciones de John Rigau, el otro candidato, se han multiplicado porque el tenis femenino no apoya al actual presidente. Reclaman más inversión para que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres en el circuito profesional. No se sienten igual de respaldadas y creen que un cambio de política dentro de la RFET les puede devolver a la élite mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *