Andy Murray repite éxito en Wimbledon tras noquear a Raonic

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Andy Murray Wimbledon 2016
Por primera vez desde que ocurriera en 2002, los nombres de Roger Federer, Rafa Nadal y Novak Djokovic no aparecieron en el marcador de la gran final de Wimbledon, una cita a la que normalmente siempre llegan los grandes tenistas del circuito. Con Nadal ausente por lesión, Djokovic fuera antes de lo previsto y Federer eliminado en semifinales, Milos Raonic y Andy Murray se jugaban el tercer Grand Slam del año.

Calma y mucho talento

El escocés tiró de veteranía y se llevó la final por 6-4, 7-6 y 7-6. Cometió pocos errores, fue agresivo cuando era necesario y mantuvo la mente fría en los puntos calientes, que no fueron pocos. Buena prueba de ello es que se llevó los dos tie-breaks del partido, que de haber sido para el canadiense habrían planteado un escenario totalmente distinto.

Murray triunfó en Wimbledon por segunda vez desde que es profesional repitiendo el éxito de 2014, cuando los británicos por fin pudieron celebrar el triunfo de uno de los suyos 77 años después de que Fred Perry ganara en el jardín de casa.

A Raonic le faltó ambición. Parecía no creerse estar en la final y pecó de tímido. Algo más de agresividad le hubiera venido bien para poner en aprietos a un Murray que no se alteró a nivel emocional. Creo que esa fue la clave de su victoria, ya que es un jugador que algunas veces pierde los nervios y no es capaz de volver a serenarse. Imagino que estará trabajando el aspecto mental tanto como el físico o el táctico para seguir creciendo como tenista.

Los mejores momentos de la final de Wimbledon

Murray puso en pie a sus paisanos sacándose grandes golpes de la chistera. La altura del gigante canadiense no le intimidó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *